Historia de la

Ballhaus Berlín

El Ballhaus Berlín nació en “Feuerland” (tierra en llamas), que es como los lugareños llamaron a la Chausseestraße en la “Gründerzeit” (los años típicamente relacionados con la fundación del imperio alemán en 1871). Era entonces un tramo de fábricas caracterizadas por chimeneas ardientes, chispas eléctricas y el estruendo demartillos, así como un mundo sombreado de casas pobres, cementerios y urbanizaciones humildes. Más tarde, todo esto fue reemplazado por los cuarteles prusianos y los típicos “Mietskasernen” de Berlín. Y, por supuesto, por el Ballhaus Berlín, que comenzó en 1905 como una posada con jardín para tomar café “Zum Alten Baden” y formaba parte del “Chausseepalast”, situado en el Chausseestraße 102. Con el nuevo nombre de “Schwankes Festsäle”, sobrevivió al caos de la guerra y de la revolución y entró en la vorágine de diversión y el mundo de los “Pläsierkasernen” que era Berlín a finales de la década de 1920, una época que ahora se explota en formatos de televisión como “Babylon Berlín”. Mientras tanto, la Chausseestraße había pasado de ser un barrio de pobres a ser el centro norte de la ciudad, un animado distrito de negocios durante el día y luego una zona de entretenimiento para todos. Hasta que la guerra acabó con ladiversión.

Sin embargo, el salón debaile sobrevivió y volvió a abrirse en 1949 con el nombre de “Behrens Casino”, en el que se celebraba un evento llamado “Der gemütliche Altdeutsche Ball”, un baile que se celebraba todos los días excepto los lunes y martes, hasta que lacasa fue declarada propiedad del estado popular en 1975. Restaurada y rebautizada con el nombre de “Ballhaus Berlín”, disfrutó de una época dorada gestionada por los Gottschlichs. Las parejas bailaban bajo la bola de espejos, la gente coqueteaba a través de teléfonos de mesa, y la clientela disfrutaba de bailes en los que las damas seleccionaban a sus parejas, vino espumoso y whisky cola, resultando en un volumen de negocios anual de 1 millón de “Ostmark”(marcos de la Alemania del Este). Por desgracia, los ingresos comenzaron a disminuir inmediatamente después de la reunificación. En 2014, el actual equipode Ballhaus, cautivado por el encanto del lugar, tomó el relevo. Casi inmediatamente, nació la idea de preservar una tradición centenaria llevándola a un viaje hacia el futuro. De hecho, un visitante del pasado reconocería seguramente la sala cuidadosamente restaurada, el balcón y la escalera de caracol, las luces y los teléfonos de mesa, el bar y la bola de espejos, ya que son marcas de identidad de más de cien años de historia del Ballhaus. A veces, fantasmas del pasado, con “Zwicker” (quevedos), traje de Charleston, “Kreissäge”(canotier) o “Wasserwelle” (peinado ondulado) revolotean por el Ballhaus. Hacemos todo lo posible para que se queden.

Cervecería Alt Berlin

El Bierstube Alt Berlin no siempre estuvo aquí, en realidad estaba en otro lugar. A dos kilómetros, en la calle Münzstrasse nº 23, en la calle que desde los años 20 le ha dado al establecimiento el apodo de ”Zu den 3 Ritzen” y un colorido público de noctámbulos a menudo sombreados. Aquí, el Bierstube Alt Berlin, inaugurado en 1893, sobrevivió a las noches de bombardeos de la Guerra Mundial - aparte de un saqueo - y más tarde pasó a ser administrado por la RDA. A partir de 1960 se convirtió en uno de los escenarios de la vida nocturna de Berlín Este bajo la dirección del matrimonio Heinz e Inge. En su bar, Berthold Brecht, estrellas y estrellas del Friedrichstadtpalast y muchos más, que estaban muy atentos, quedaron varados.
La Bierstube Alt Berlín ya no está en su localoriginal, a dos kilómetros del actual, en la Münzstraße 23 donde, durante los días de Weimar, prostitutas callejeras ofrecían sus servicios, lo que daba alestablecimiento el apodo de “Zu den 3 Ritzen” (Bar de las 3 grietas). El bar atraía a una clientela colorida de noctámbulos. Aquel Alt Berlín, inaugurado en 1893, sobrevivió a las noches de bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y a los saqueos siguientes. En la RDA el bar fue dirigido por los esposos Heinz e Inge a partir de 1960, cuando se convirtió en uno de los puntos neurales de la vida nocturna de Berlín Este. Aquí, Berthold Brecht, las estrellas del Friedrichstadtpalast y muchos famosos autoproclamados se reunieron para beber durante las noches y la reputación del lugar sobrevivió a la caída del Muro. Miembros de la escena berlinesa, turistas, artistas y berlineses por elección, como David Bowie y Quentin Tarantino, acudían al bar para tomar un (o, a menudo, muchos) “tragos con Heinz e Inge” y descubrir su amor por los huevos encurtidos y las “Bouletten” (hamburguesas). Tras la muerte de Heinz en 2010, Inge transfirió el bar a Thilo Link, procedente de Baden. Aunque el bar siguió siendo popular, el año 2014 marcó su desaparición, al menos de la Münzstraße 23, ya que un inversor teníaotros planes para el espacio central. Viejos habituales salvaron sillas, mesas, paneles de pared y otros elementos de la bola de demolición. En 2016, el equipo Ballhaus reinstaló el bar, junto con el viejo encanto y el buen espíritu dellugar original, en la Chausseestraße 102, donde dos sencillos almacenes seconvirtieron en el nuevo Alt Berlín. Después de la reapertura el 27 de mayo de2016, el establecimiento recuperó su fama.

El Alt Berlin es, una vez más, un lugar a teneren cuenta, que recibe a clientes habituales, amantes de los años 20 y curiososde todo el mundo, entre ellos William “Captain Kirk” Shattner, que se teletransportódesde Montreal.

Albergue Ballhaus Berlín

Fundado en 1997, el albergue Ballhaus Berlin no sólo es uno de los albergues más antiguos de Alemania, sino también uno de losmás bellos. El edificio, que hoy en día acoge a turistas de todo el mundo, fuesede de una empresa floreciente con más de 100 empleados desde 1912 enadelante. Aquí, Georg Albert Fuchs (1883-1951), nacido en Berlín, dirigió la Schmidt & Fuchs GmbH que fabricaba instrumentos dentales, así como mobiliariohidráulico para clientes internacionales. Fuchs se convirtió en un hombre ricoy respetado, pero la economía de guerra y los bombardeos paralizaron el negocioen la década de 1940. El edificio de acceso, la antigua casa de la familiaFuchs, fue destruido.

Después de la muerte de Georg Fuchs, su esposaEdith continuo el negocio como tienda de productos dentales. Pero laconstrucción del Muro de Berlín y las condiciones económicas en la RDA llevaronal cierre de la empresa. De 1951 a 2009, el segundo piso de la fábrica seconvirtió en el nuevo hogar de una parroquia que había perdido su hogaroriginal durante la guerra. Al lado se estableció un lugar de encuentro para ruso-germanos.Aun hoy, la fachada con sus ladrillos verdes y blancos, las amplias escaleras ylos pasillos largos recuerdan el turbulento pasado del edificio. El diseñointerior moderno y muchas obras de artistas contemporáneos crean una referenciaal presente. Obras de Jim Avignon, Ella Guru, Kai Stuth, Steffen Seeger, Ellenvon Unwerth y El Bocho esperan el visitante.

Cafetería old berlin

El Kaffeestube Alt Berlin abrió sus puertas el 27 de mayo de 2018, pero la tradición del lugar de servir café se remonta al periodo Wilhelminiano. Alrededor de 1900, el “Café und Conditorei Eugen Mraschny” se abrió junto a un arco en el edificio delantero de laChausseestraße 102. Situado en el sótano del Hotel Albeck y con una sala deconciertos con restaurante al lado, fue un negocio floreciente hasta la guerra. Después de todo, visitar una cafetería supone el “preludio de una veladaagradable” típico desde los años veinte. Eugen Mraschny no trasladó suestablecimiento a la Chausseestraße 32 hasta que el edificio de enfrente fue destruidopor una bomba. Luego, varios arrendatarios continuaron manteniendo vivo suestablecimiento en su nueva ubicación.

El antiguo “Conditorei Mraschny”, ubiquado en eledificio delantero del conjunto Ballhaus, aún se puede admirar en variasfotografías antiguas – todo parecido con el moderno Kaffeestube Alt Berlin espura coincidencia...

Jardín de cerveza Ballhaus

Este lugar ha sido cervecería en muchas ocasiones.La primera, que formaba parte del antiguo “Konzert-und Speisehaus”, estuvodurante mucho tiempo en el edificio delantero de la calle Chausseestraße 102.Pero el área no siempre fue tan tranquila e idílica como uno podría imaginarsesentado en el patio del Ballhaus en un cálido día de verano. Por el contrario. En la década de 1920, las furgonetas de reparto de la fábrica de Schmidt &Fuchs frecuentaban el patio, cargadas de sillas hidráulicas, lámparas dedentista y mesas de operaciones, y por allí se afanaban numerosos empleados dondehoy en día mesas, accesorios de terrazas y fragmentos del Muro de Berlíninvitan a los huéspedes a relajarse. Hasta 1918, los pasos de los soldadosprocedentes de la vecina Maikäferkaserne perturbaban a menudo la paz y latranquilidad. Y tan pronto como la luz del día se desvanecía, los noctámbulosse dirigían a “Schwankes Festsäle” en el edificio trasero, que a menudo noabandonaban hasta el amanecer, cuando salían con las primeras luces, entrerisas y algarabía. Si a todo esto le sumamos el famoso crepúsculo de los patiostraseros de Berlín, ya nos hacemos una idea de cómo era. El edificio delantero decuatro plantas separaba el patio, ahora abierto, de la vida y la luz de la calle.

En los últimos días de la Segunda GuerraMundial, las bombas aliadas redujeron a escombros la casa de enfrente, el hogarde varios establecimientos y del hogar del dueño de la fábrica Fuchs. La brechase mantuvo: La cervecería de la Ballhaus es ahora el último espacio abierto quequeda en la Chausseestraße.